Dominic Lovegrove, EMC Europe

 

 

EMC europe es una de las empresas líder en el sector del reciclaje de equipos electrónicos en Europa. Comenzó su andadura el año 1992 y en estos momentos está presente en 14 países de Europa. Reutiliza el 93% de los equipos, por lo que ayuda al medio ambiente al evitar la contaminación que genera la producción de nuevos productos electrónicos y además protege la información de los equipos electrónicos al certificar el borrado de los datos. Además, al intentar volver a dar uso a los equipos electrónicos en los lugares que más se necesitan del planeta, muchas personas mejoran sus condiciones de vida. Esta empresa está ayudando a Niños con Cáncer a financiar proyectos de investigación del cáncer oncológico. Por eso, entrevistamos en este espacio a Dominic Lovegrove.

 

– ¿En qué consiste su política social corporativa?

EMC Europe es una empresa que opera con las mejores prácticas, en cada decisión que tomamos tenemos en cuenta el impacto en nuestros trabajadores, nuestros colaboradores y el medio ambiente. Reconocemos y respetamos los derechos de todos nuestros trabajadores. Animamos a nuestros compañeros a colaborar a favor del medio ambiente. Seguimos con nuestra política de generación de un 0% de residuos comprometiéndonos a mejorar continuamente nuestra Responsabilidad Social Corporativa para conseguir un futuro sostenible.

– ¿De qué forma y por qué han colaborado a favor de NIÑOS CON CÁNCER?

Colaboramos con Niños con Cáncer porque cumplen con todo lo que se podría esperar de una ONG, transparente y efectiva. EMC Europe lleva manteniendo una estrecha relación con causas relacionadas con los niños desde hace años. Por eso hemos decidido promover la gran labor que realiza Niños con Cáncer a través de nuestro servicio de reciclaje.

– ¿Qué supone para ustedes y para sus empleados haber recibido el Sello de Empresas con Poderes Mágicos otorgado por Niños con Cáncer?

Nos hace sentirnos orgullosos y felices de saber que ayudamos a hacer realidad los sueños de Niños con Cáncer: La energía y amor demostrada por Niños con Cáncer es contagiosa, saber que cada céntimo va a buenas causas es muy satisfactorio. Los trabajadores de nuestra empresa se sienten felices de sentirse parte de este éxito.

– ¿Qué les diría a Directivos de otras empresas para que se animen a conocer y a ayudar a Niños con Cáncer? La energía y amor en lo que hacen cada día en Niños con Cáncer es contagioso, saber que cada céntimo va a una buena causa y todo el bien que hacen no tiene precio. Seguro que los trabajadores estarán muy contentos de formar parte de esta gran familia.

Email this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on Facebook