• El Registro Nacional de Tumores Infantiles (RNTI-Sehop) comenzó en 1980, como proyecto conjunto de Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas y el equipo de investigación de la Universidad de Valencia
  • La Federación Española de Padres de Niños con Cáncer defendió, junto con los médicos, el mantenimiento público de este Registro.

 

reunion_rnti

Rafael Peris, director del RNTI, visitó en marzo la sede de Federación con parte de su equipo

El pasado día 9 de septiembre se publicó en el Boletín Oficial del Estado el convenio de colaboración del Ministerio de Sanidad con la Universidad de Valencia para el mantenimiento del Registro Español de Tumores Infantiles. Con el fin de que la Universidad de Valencia pueda seguir con este proyecto que comenzó conjuntamente con la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricaen 1980, el Ministerio de Sanidad aportará 67.500 euros para la financiación del convenio, mientras que la Universidad aportará 55.900 euros en concepto de abono de las horas del personal técnico así como de material fungible y reprografía.

La misión del RNTI-Sehop es la de realizar investigaciones epidemológicas que contribuyan a la mejora de la asistencia al cáncer infantil. Por ello, la presidenta de la Federación, Pilar Ortega, ha señalado la importancia de que dicho Registro se mantuviese con fondos públicos del Ministerio de Sanidad: “Médicos y padres hemos defendido juntos ante este Ministerio el mantenimiento público del Registro Nacional de Tumores Infantiles, y que éste registre los casos hasta los 18 años. A día de hoy, no tenemos cifras fiables sobre el número de adolescentes con cáncer en España, y por tanto su inclusión en el Registro es una demanda esencial para NIÑOS CON CÁNCER”, declaró.

Los principales objetivos del registro que son los estudios de: supervivencia, efectividad de la asistencia a los niños oncológicos en España y sus regiones, tendencias temporales y comparaciones internacionales. La Universidad de Valencia tendrá que promover la información necesaria para el desarrollo del registro, realizar un informe anual sobre el estado del cáncer infantil y actualizar la base de datos, entre otras funciones.