• El Consejo Interterritorial ha aprobado este documento, que ha sido elaborado por el Ministerio de Sanidad con la asesoría de distintos organismos expertos, entre ellos la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer (FEPNC).

 

14 de abril de 2015, Madrid- El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha aprobado los “Estándares y Recomendaciones de las Unidades Asistenciales del Cáncer en la Infancia y Adolescencia”, un documento creado con el objetivo de dotar a los profesionales de la salud, a las administraciones sanitarias y a sus gestores, tanto públicos como privados, de un instrumento que recoja los criterios de calidad para la óptima organización y gestión de la atención a niños y adolescentes con cáncer en España.

En este documento, aprobado el 26 de marzo, han participado tanto el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI) como sociedades científicas y asociaciones de pacientes, entre ellas la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer (FEPNC).

“Nuestra inquietud ha sido desde el primer momento poder trasladar las demandas de las familias y los menores y estamos muy satisfechos porque creemos que el texto final recoge una gran parte de nuestras peticiones”, explica Pilar Ortega, presidenta de la FEPNC.

El texto, enmarcado en el trabajo de la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud (SNS), indica que se debe garantizar que los profesionales de la salud que trabajen con niños y adolescentes con cáncer dispongan de formación en Cuidados Paliativos Pediátricos de Nivel Intermedio o superior, y señala la necesidad de promover la formación de los pediatras de Atención Primaria (AP) para facilitar el diagnóstico temprano.

“En el caso del cáncer infantil, la detección temprana es especialmente necesaria, puesto que la enfermedad avanza más deprisa en las personas más jóvenes, y por ello la formación en este sentido es una máxima prioridad para nuestro colectivo”, asevera Ortega.

Estos estándares y recomendaciones señalan asimismo la necesidad de contar con un equipo multidisciplinar que incluya un perfil de coordinador asistencial, pediatras con dedicación total a oncología, cirujano, oncólogo radioterápico, médico, anatomopatológico y un médico experto en enfermedades infecciosas. Asimismo, también se incorpora la figura de un radiólogo, personal de Enfermería, psicólogo clínico, trabajador social, personal de fisioterapia, especialistas en rehabilitación y dietistas.