La Federación Española de Padres de Niños con Cáncer (FEPNC) se une a otras cuatro entidades nacionales del cáncer en una iniciativa que trata de paliar las consecuencias asistenciales surgidas a raíz de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19 y que tiene como objetivo fortalecer la red de apoyo al paciente infantil y adulto y devolver la visibilidad a esta enfermedad.

 

Con el lema ‘El cáncer estaba, está y estará’, la Federación junto con la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), la  Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (AEACaP) y el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC) unen sus fuerzas en esta campaña e instan a la sociedad a que no se olviden de las necesidades de las y los afectados por esta enfermedad, de la que se diagnostican 279.000 nuevos casos, siendo de éstos, 1.500 nuevos casos de cáncer infantil al año.

 

Esta campaña se realizará entre los días 18 y 21 de junio, coincidiendo con el fin del Estado de Alarma, con la etiqueta #unidosparayudarte.

 

Según palabras de nuestro presidente, Francisco PalazónEn realidad los niños/as y adolescentes con cáncer que ya estaban diagnosticados antes del confinamiento han recibido un tratamiento de lo más normal e incluso aquellas sensaciones que hayamos podido percibir todos de seguridad y de higiene que se daban en todo nuestro entorno era ya algo muy normalizado tanto en la planta de oncología pediátrica como en los hospitales de día que es donde reciben los niños y adolescentes el tratamiento ambulatorio de quimioterapia…Sí que nos preocupa que debido al confinamiento algunos padres que no tengan a sus hijos diagnosticados hayan tenido cierto temor para acudir al centro de salud como al hospital y haya podido haber un cierto retraso en el diagnóstico”.